Shakshuka

La shakshuka es el desayuno estrella del fin de semana en casa.

En casa somos grandes consumidores de huevos. Alguna vez he comentado que superamos la docena por persona a la semana. La verdad es que nos encantan de todas las maneras: a la plancha, un revoltillo, tortillas de toda clase… Cuando descubrimos la shakshuka pasamos a otro nivel. ¡Qué maravilla!

La shakshuka es un plato típico de Oriente Medio, muy popular en países como Libia y Egipto y conocido también en la cocina mexicana como «huevos rancheros» (con toque picante, por supuesto).

Aunque necesitas un poco más de preparación que para hacer los típicos huevos revueltos, lo cierto es que en 15 minutos tienes lista esta deliciosa shakshuka para sorprender a toda tu familia.

Lo mejor de todo es que admite muchas variaciones, por lo que siempre puedes buscar hacerla con ingredientes de temporada.

Esta que te presento hoy es ideal para los meses de calor, ya que lleva calabacín y salsa de tomate natural.

Durante los meses de frío puedes usar boniato y calabaza y te aseguro que también queda espectacular.

Así que ya sabes, si quieres sorprender mañana a los tuyos con un desayuno digno del mejor restaurante, prepárales esta deliciosa y saludable shakshuka.

Ah, y está riquísima mojando un poco de pan del bueno, como el de trigo sarraceno, el de plátano macho o los panecillos paleo.

sakshuka

Ingredientes

-1/2 calabacín

-1/2 cebolla morada

-1 ajo

-200 de salsa de tomate natural

-4 huevos orgánicos

-1 puñado de kale o espinacas

-1/4 de cucharadita de comino en polvo

-1/4 de cucharadita de pimienta de Jamaica

-Sal y pimienta negra al gusto

-Un puñado de cilantro para decorar.

Preparación

-Calienta la sartén, añade una cucharada de AOVE y dora las especias a fuego lento.

-Mientras, corta la cebolla y el ajo y, a continuación, dóralos en la sartén.

-Añade el calabacín y la col kale y remueve durante dos minutitos.

-Vierte la salsa de tomate, pon la tapa y deja que reduzca y el calabacín quede tierno. Añade una pizca de sal.

-Con la ayuda de una espátula o cuchara, haz 4 huecos rompe los huevos por encima. Salpimienta los huevos, baja el fuego y pon la tapa. Deja cocer durante 2 minutos aprox. o hasta que la clara esté cocinada y la yema semi-cruda.

– Para servir, decora con un poco de cilantro picado.

 

Bon appetit!

 

Últimas Publicaciones

berenjenas rellenas de carne picada de pasto

Berenjenas rellenas de carne de pasto

Berenjenas rellenas: un clásico que nunca falla Las berenjenas son una de esas verduras que nunca falta en nuestra nevera: …
Seguir leyendo
pulpo gallega olla lenta crockpot

Pulpo a la gallega en olla lenta

Pulpo a la gallega en olla lenta: versión keto/low-carb para amantes de este tradicional plato. Cuando Jay y yo salíamos …
Seguir leyendo

Corazón de ternera estofado en salsa

Corazón de ternera de pasto: sabor y densidad nutricional Esta semana me llegó un maravilloso pedido de carne de pasto …
Seguir leyendo



Suscríbete

Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He aparecido en...

Marina ribas 2019®