Caldo de pollo en Crockpot

No hay domingo de «batch cooking» en casa en el que no hagamos caldo de pollo en Crockpot.

Y es que es un básico imprescindible en casa.
El caldo de pollo es la base de muchos de los platos que comemos entre semana y nunca falta en nuestra nevera ni tampoco en el congelador.

Suelo preparar unos 4 litros aproximadamente y lo hago en mi cocina de olla lenta favorita, la Crockpot.

En casa usamos la Crockpot de 5’7l, pero si cocinas solo para una persona o dos o no tienes intención de congelar, con una olla de 3’5l vas sobrada.

Hace ya tiempo escribí este artículo sobre los beneficios del caldo de huesos para la salud. Nunca dejaré de recomendar este auténtico súperalimento para cuerpo y alma.

No hay nada como un buen caldo para los días de frío, los resfriados y también para los que sufrís trastornos digestivos como la permeabilidad intestinal.

En esta ocasión, te muestro cómo preparar un caldo de pollo elaborado con verduras de raíz y un buen pollo de pasto, como tiene que ser.

Suelo preparar el caldo de dos formas distintas dependiendo de la materia prima que tengo:

1. Lo hago directamente con medio pollo de pasto cortado en 2 y después comemos el pollo tal cual o lo añadimos a guisos y sopas.

2. Lo hago con carcasas de pollo que he comprado o bien con los restos del pollo al horno o el pollo a la cazuela. Es una forma magnífica de reutilizar los huesos y además tienen muchísimo sabor.

Así que puedes elegir la forma que prefieras adaptándola a lo que tengas por casa o lo que te sea más fácil de adquirir.

Ingredientes

-Restos de huesos o 1/2 pollo de pasto.
-4l de agua mineral o de calidad
-1 rama de apio
-1/2 cebolla
-1/2 nabo
-2 zanahorias pequeñas
-1 hoja de laurel
-Sal sin refinar o del Himalaya
-Pimienta en grano o recién molida
-1/2 cucharada de vinagre de manzana sin pasteurizar de ketoand.me


Procedimiento

1. Si usas restos de huesos, límpialos bien por si quedaran trozos de otros ingredientes que hayas usado. Si usas pollo fresco, cerciórate de que no queden pelos en la piel. Para asegurarme de ello, yo los paso por encima de la llama del fogón y listo.
2. Introducir todos los ingredientes en la Crockpot, tapar con el agua y programar en alta durante 14h en LOW.

Disfrutar de este caldo en sopas, cremas, guisos o solo en una taza.

Últimas Publicaciones

Ossobuco con setas

Un ossobuco preparado en olla lenta con una guarnición muy otoñal: ¡setas cremosas! En casa nos encanta el ossobuco. Bueno, …
Seguir leyendo

Albóndigas en salsa de coco

Aprovechando lo que me queda en el congelador del último pedido de carne de pasto, han salido estas deliciosas albóndigas …
Seguir leyendo

Dónde compro la carne de pasto

Después de la entrevista a Mónica de la plataforma de Yerba, La Carne de pasto, me apetecía contaros cuáles son …
Seguir leyendo



Suscríbete

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He aparecido en...

Marina ribas 2019®