Caldo de huesos de pescado

Caldo básico de huesos de pescado: un alimento tradicional y medicinal

Los que me seguís hace tiempo sabéis que soy defensora de una alimentación basada en el uso de productos animales de calidad y que me encanta elaborar recetas típicas de la abuela.

Sí, recetas sencillas, ricas en nutrientes, reconfortantes y hechas a fuego lento como se hacía antes.

Hoy te traigo una de esas recetas que yo considero un auténtico súperalimento: un caldo de huesos de pescado.

En esta web tienes la receta básica del caldo de huesos y también una receta de caldo de pollo.

Los caldos son elaboraciones ancestrales, presentes en todas las culturas del mundo.

Son una fuente maravillosa de minerales y aminoácidos para el organismo, pero también un auténtico regenerador de la mucosa intestinal.

Cómo preparar un buen caldo de pescado

  • Usa pescados poco grasos para preparar caldo. Lo ideal son pescados blancos de roca. 
  • Cuando vayas a la pescadería, pide que te guarden las espinas después de limpiar el pescado. Las cabezas son lo que aporta mayor riqueza nutricional. Puedes congelarlas hasta que tengas suficientes para hacer varios litros de caldo.
  • No uses las vísceras y asegúrate que la espina tampoco contiene sangre: convertirían el caldo en amargo y no es agradable.
  • La sal se debe incorporar al plato directamente, pero nunca durante la cocción. La sal dificulta la incorporación de los jugos del pescado al agua.
  • Usa verduras de sabores poco intensos que liguen con el caldo. Lo ideal son verduras blancas: puerro, cebolla, nabo…
  • Los pescados y partes que personalmente más me gustan son la cola y la cabeza de rape y los esqueletos de congrio, merluza, cabracho («roja»)…
  • Para darle un toque de sabor, se pueden usar también las cabezas de gambas o carabineros si se trata de un caldo para arroces, fideuás, bullabesas…
  • Puedes usar algas para añadir minerales y yodo al caldo, como la wakame o la nori.

Ingredientes

-Espinas y cabezas de pescado blanco y/o de roca (también uso pescados enteros de roca y pescadilla)

-1 puerro

-1 nabo

-1/2 cebolla

-Ajo

-1c de vinagre de manzana

-1/2 vaso de vino blanco (opcional)

-1 hoja de laurel

Si haces el caldo en Crockpot, vierte todos los ingredientes, cubre con agua, tapa bien y cocina a fuego alto durante 3 horas.

Si lo haces en olla normal, corta las verduras en trozos más pequeños y rehógalas con un chorrito de aceite de oliva junto con las espinas y las cabezas (o los pescados directamente). Cuando empiece a humear, añade el resto de ingredientes, cubre con agua, tapa y cocina 1 hora y media a fuego bajo-medio.

Cómo consumirlo

Personalmente a mi siempre me ha gustado tomar, sobre todo en invierno, tacitas de caldo tal cual, sin nada mas. De la misma manera que consumo el caldo de huesos.

Pero los caldos de pescado son la base perfecta para guisos con pescados mas contundentes, arroces y sopas ligeras.

Caldo de pescado en tupper de cristal listo para irse al congelador

Cómo conservarlo

En nevera no mas de tres días y siempre hirviendo de nuevo antes de servir.

También lo puedes congelar. En ese caso, te recomiendo que lo hagas en porciones individuales para no desperdiciarlo una vez descongelado.


Si lo descongelas, ya no puedes volverlo a congelar.

Últimas Publicaciones

Quiche de puerros y setas (sin base)

Una quiche de puerros y setas keto o baja en carbohidratos muy jugosa y saludable Mi ayudante y yo, después …
Seguir leyendo

Bizcocho de limón keto

O lo que viene siendo el bizcocho que hacía tu madre y tu abuela, el de toda la vida, pero …
Seguir leyendo
cocinar con peques

Cocinar con peques

Consejos y propuestas para cocinar con tus peques en casa Una de las cosas que más ilusión me hacían, incluso …
Seguir leyendo



Suscríbete

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He aparecido en...

Marina ribas 2019®