berenjenas rellenas de carne picada de pasto

Berenjenas rellenas de carne de pasto

Berenjenas rellenas: un clásico que nunca falla

Las berenjenas son una de esas verduras que nunca falta en nuestra nevera: son una excelente opción baja en carbohidratos para acompañar nuestros platos de distintas maneras.

Nos gustan mucho a la plancha, rebozadas, en forma de babaganoush o rellenas.

A mi madre le salen buenísimas y siempre que las cocina nos ofrece un tupper. Creo que jamás hemos dicho que no.

Siempre digo que he tenido la suerte de criarme en una casa donde se cocinaba comida de verdad.

Mi madre aprovechaba la hora de la cena para ir adelantando la comida del día siguiente y siempre había paellas con sofrito u ollas haciendo chup-chup. ¡Qué suerte la de mi hermano y la mía!

Aunque mi madre y yo preparamos las berenjenas rellenas un poco diferentes, sin duda, la base de la receta es la misma.

Así que vamos allá: ¿listas para preparar las mejores berenjenas rellenas del mundo?

Berenjenas rellenas de carne picada de pasto
Lo confieso: a mí me gustan con queso fundido.

Ingredientes

  • 4 berenjenas grandes y tiernas
  • 500g de carne picada de pasto (aquí te explico dónde la puedes comprar)
  • 1/2 cebolla picada
  • 1 diente de ajo picado
  • 100 de tomate natural triturado
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Nuez moscada
  • Opcional: queso para fundir de calidad (aquí te hablo de los mejores lácteos)

Instrucciones

Precalienta el horno a unos 200ºC.

Lava bien las berenjenas. Ponlas enteras en una bandeja apta para el horno y masajéalas con las manos untadas de aceite.

Mételas en el horno y baja la temperatura a 170º. Deja que se cocinen lentamente durante unos 30 minutos aproximadamente. La piel debe estar rugosa y el interior semi-blando. Es importante no pasarte con la cocción porque sino quedará la berenjena «escalivada» y no la podrás rellenar.

Déjalas enfriar y, con mucho cuidado, córtalas por la mitad y, con la ayuda de una cuchara o tenedor, ve quitando el interior de manera que te queden en forma de barca. No debe quedar solamente la piel, sino con un poquito de «carne» para que no se rompan al rellenarse. Reserva la berenjenas por un lado y su «carne» por otro.

En una paella grande, sofríe la cebolla y los ajos durante unos minutos y después añade la carne picada, el tomate y las especies. Cocínalo todo durante unos minutos hasta que esté bien hecho. Finalmente, añade la «carne» de la berenjena, mezcla bien todos los ingredientes y retira del fuego.

Dispón las berenjenas cortadas en mitades en una bandeja grande apta para el horno y ve rellenándolas generosamente con la mezcla de carne picada.

Una vez estén todas rellenas, puedes espolvorear un poco de queso rallado por encima y gratinarlas unos minutos en el horno hasta que esté bien fundido.

Si no quieres añadir queso, puedes comerlas tal cual una vez rellenas.

¡Buen provecho!

Últimas Publicaciones

berenjenas rellenas de carne picada de pasto

Berenjenas rellenas de carne de pasto

Berenjenas rellenas: un clásico que nunca falla Las berenjenas son una de esas verduras que nunca falta en nuestra nevera: …
Seguir leyendo
pulpo gallega olla lenta crockpot

Pulpo a la gallega en olla lenta

Pulpo a la gallega en olla lenta: versión keto/low-carb para amantes de este tradicional plato. Cuando Jay y yo salíamos …
Seguir leyendo

Corazón de ternera estofado en salsa

Corazón de ternera de pasto: sabor y densidad nutricional Esta semana me llegó un maravilloso pedido de carne de pasto …
Seguir leyendo



Suscríbete

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He aparecido en...

Marina ribas 2019®