Albóndigas en salsa de coco

Aprovechando lo que me queda en el congelador del último pedido de carne de pasto, han salido estas deliciosas albóndigas caseras en salsa de coco.

Las albóndigas en salsa de coco no llevan ningún tipo de cereal, gluten o lácteos y son aptas para dieta paleo, keto o low carb.

Como no llevan pan bañado en leche ni pan rallado, les he añadido un ingrediente «secreto» para darles humedad y que queden bien jugosas.

Añade un extra de vitaminas con el siguiente truco

Esta receta es ideal para los que tenéis niños en casa y, si me permitís el consejo, añadid siempre un poco de hígado de pollo o ternera en la mezcla de carne picada para potenciar el contenido en hierro y añadir una buena dosis de vitamina A, D y folato a la dieta de vuestros pequeños.

En casa solemos hacerlo con la boloñesa, pasteles de carne y demás platos en los que nadie notará que has añadido un poco de este auténtico súperalimento. Un poquito de «hidden liver» siempre queda bien en cualquier receta 😉

La pintaza que tienen las albóndigas…

Bueno, vamos al lío que me enrollo.

Ingredientes:

Para las albóndigas:

-600gr de carne de pasto picada
-1-2 higaditos de pollo picado
-1/2 calabacín rallado
-1 huevo
-5 cucharadas soperas de harina de coco
-1 cucharadita de ajo en polvo
-Pimienta
-Nuez moscada
-Sal sin refinar
-Harina de almendra para rebozar

Para la salsa de coco:

-Una cebolla picada
-Un diente de ajo
-1 lata de leche de coco
-200ml de caldo de huesos o pollo
-100gr de tomate triturado
-Nuez moscada
-Pimienta
-Sal

En un bol, mezcla la carne picada con el resto de ingredientes, excepto la harina de almendras.
Forma bolitas de unos 4cm de diámetro y rebózalas con la harina de almendras.
Calienta una sartén con un poco de aceite de oliva y dora todas las albóndigas dándoles la vuelta cuidadosamente con unas pinzas de cocina.
Déjalas enfriar sobre unas servilletas de cocina para que absorban el exceso de aceite. Reserva.

En una olla, sofríe la cebolla y el ajo picados con un poco de aceite de oliva virgen extra. Cuando empiecen a volverse transparentes, añade las albóndigas y cubre con la leche de coco, el caldo y el tomate. Añade también las especias y remueve para que se integren todos los ingredientes.

Tapa la olla y deja cocer a fuego lento durante unos 20 minutos aprox.
Abre la tapa de vez en cuando para ver si queda líquido suficiente para cocer las albóndigas. Si se evapora mucho, puedes añadir un poquito más de caldo.

Por el contrario, si ves que ha quedado demasiado líquido, deja cocer a fuego medio sin tapa durante unos 10 minutos vigilando que no se peguen las albóndigas al fondo de la olla.

Servir calientes con unos espaguetis de calabacín o un arroz de coliflor.

(Si quieres conocer los utensilios de cocina que he usado en esta receta, haz click aquí)


Buen provecho.

Últimas Publicaciones

paté higaditos de pollo

Paté de higaditos de pollo

El paté de higaditos de pollo es la mejor forma de tomar este multivitamínico y súperalimento tradicional. Mucha gente todavía …
Seguir leyendo

¿Cómo desgrasar el caldo?

Desgrasar el caldo o quitar la grasa del caldo es un proceso muy sencillo con el que conseguiremos un sabor …
Seguir leyendo

Ossobuco con setas

Un ossobuco preparado en olla lenta con una guarnición muy otoñal: ¡setas cremosas! En casa nos encanta el ossobuco. Bueno, …
Seguir leyendo



Suscríbete

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He aparecido en...

Marina ribas 2019®